Regla del 1:1

¿Cuál es la mejor regla a seguir?

La regla más recomendada es hablar a los hijos en un sólo idioma y no mezclarlo con otros para que los niños puedan diferenciar mejor el idioma y separarlo de los otros idiomas del entorno familiar y social (1 persona: 1 idioma). Esta regla reconoce excepciones, ya que no debe servir para crear muros ni obstáculos en la comunicación. También es posible, si a los padres les cuesta seguir esta regla, delegar a otra persona, como por ejemplo: maestros, Au piar, abuelos o baby sitter, el estímulo consecuente de uno de los idiomas.

Otra posibilidad a esta regla es la elección de los padres de hablar un idioma dentro de la casa y otro fuera de esta. Una desventaja de esta modalidad es que se puede trasmitir a los hijos que el idioma que se habla dentro de la casa es inferior o de menor valor que el idioma del entorno.

Importante es que los padres lleguen a un acuerdo y  que existen reglas claras que los niños puedan reconocer y seguir.

La regla una persona un idioma aplica también para padres que a su vez han crecido con dos o más idiomas. En la elección del idioma a hablar a los hijos es importante seleccionar el idioma en el que se es más capaz de trasmitir sentimientos y emociones.

Si los padres entre ellos hablan varios idiomas, esto no afecta el desarrollo del lenguaje del niño. El niño aprende en primer lugar cuando la comunicación se dirige hacia él.

Tip: Es importante evitar los cambios de idiomas bruscos; una vez tomada la decisión de hablar en un idioma los padres deben mantenerse firmes.

Tip: Si quieres profundizar en el tema de la educación de niños bilingües te recomendamos visitar la sección de libros para padres en nuestra Tienda.

Tip: Visita nuestro Blog para estar al dia con artículos sobre la educación bilingüe.

Seguir en Educación bilingüe: Ninos mayores

Volver atrás en Educación bilingüe: Ventajas y desventajas

Home