Educación Bilingüe y niños en edad preescolar

Posted by

Si tu hijo tiene entre 3 y 6 años y crece con un solo idioma, es una buena oportunidad para empezar una educación bilingüe. Es un momento de oro, los niños en esta etapa son como esponjas y aprenden a una velocidad increíble. Aunque ya muestran los primeros matices del carácter y saben decir no, tienen los padres todavía mucha influencia, como en la elección del preescolar y de las primeras actividades deportivas y musicales.

Los niños entre 3 y 6 años tienen en su programa de aprendizaje el hablar y comunicarse. Un niño de 3 años ya tiene grabada la melodía del idioma materno, ya dice sus primeras oraciones, con estructura gramaticales sencillas y tiene el dominio de la comunicación no verbal. Entre los 3 y 6 años los niños aprenderán:

  • El dominio de oraciones sencillas
  • A hacer preguntas variadas
  • A utilizar el pasado, presente y futuro
  • A utilizar el idioma para juegos de fantasía
  • A conversar sobre temas variados
  • A utilizar los pronombres personales

Si no se ha comenzado a educar bilingüe se puede pensar en la opción de un preescolar bilingüe o en una clase de música y juegos en un segundo idioma. Para los niños que ya vienen en contacto con dos o más idiomas, el reto es lograr estimular los diferentes idiomas, de acuerdo con la norma acordada por la familia para educar bilingüe. El objetivo principal de los padres y educadores en esta fase de desarrollo debe ser ayudar a ampliar el vocabulario y reforzar la construcción correcta de oraciones, para ello se puede:

  • Motivar la conversación a través de preguntas sencillas
  • Utilizar cualquier situación normal del día como punto de conversación (ir al super, al parque etc…)
  • Escuchar al niño con atención y estimularlo con halagos a seguir avanzando en el desarrollo del lenguaje
  • Tomar el tiempo de contestar las preguntas del niño
  • No mezclar idiomas cuando se hable al niño
  • Realizar actividades conjuntas variadas
  • Contar historias y leer cuentos. 
  • Cantar canciones
  • Escuchar música y ver películas
  • Jugar con el niño diferentes juegos de fantasía
  • Cocinar juntos

Libros de formato intermedio y con una ilustración más compleja son recomendables en esta etapa. Más consejos sobre como utilizar los libros de cuentos para dar estímulos al lenguaje en la educación bilingüe encuentras en nuestro artículo: https://educacion-bilingue.com/libros-3-6-anos/

El uso de medios audiovisuales debe ser controlado y limitado, existen un par de Apps interesantes para niños pequeños y programas de aprendizaje de idiomas como: Lingupinguin o Dinolingo

En el área de juegos electrónicos son interesantes en esta edad los libros con lápices que leen como Tiptoi. Firmas como Fisher price y Vtech tienen juegos electrónicos muy interesantes para esta edad. También existen otros juegos interesantes que estimulan la lectura y la alfabetización.

Aunque la mezcla de los idiomas en niños en edad preescolar no es visto como un problema, ya que el niño está en pleno proceso de aprender los diferentes idiomas, se debe estar atento en dar el ejemplo y no mezclar los idiomas. 

También deben los padres y educadores saber que existen diversos desordenes o anomalías en el habla y la audición, que no tienen que ver directamente con el desarrollo bilingüe. Si el niño muestra alguno de los síntomas siguientes, puede ser que este tenga algún problema que requiera atención especial:

  • No habla mucho, ni con frecuencia, pero entiende lo que las otras personas dicen
  • Se muestra desesperado por su incapacidad para comunicarse
  • Tiene dificultades incluso para responder preguntas simples.
  • Es capaz de pronunciar palabras y sonidos, pero a menudo las oraciones no tienen sentido
  • Tiene problemas aprendiendo nuevas palabras
  • Habla con oraciones cortas (dos palabras), gramaticalmente incorrectas e incompletas

El pediatra es la persona responsable de evaluar el desarrollo lingüístico del niño y de recomendar la remisión a un otorrinolaringólogo o a un terapeuta del lenguaje. Mientras más rápido se detecten estos problemas, más tiempo se tiene para tratarlos. En caso de dudas no deje de consultar a su pediatra.