Juegos de mesa como instrumentos de estimulación del lenguaje

Posted by

Quién no recuerda horas divertidas jugando una partida de ajedrez, monopoly, cartas o damas con amigos o en familia. Quién recuerda la emoción de ganar, la frustración de perder, las risas y los buenos momentos… Y es que jugar es divertido y nos hace feliz! 

Los juegos de mesa son tan antiguos como el hombre mismo. Los primeros juegos de mesa se remontan a 3.000 años A.C. y existe evidencia de que en las diferentes culturas antiguas (Egipcios, Mayas, Griegos, Persas, Romanos y más…) se jugaban juegos de mesa. Los juegos de mesa han ido evolucionando con el tiempo, pero se han mantenido como una constante que acompaña al ser humano. Y es que los juegos de mesa ofrecen mucho más que diversión. 

Los juegos de mesa pueden ayudar entre otras cosas a desarrollar muchos de nuestros talentos: nos ayudan a mejorar la concentración, la atención, la capacidad creativa, la capacidad estratégica, la memoria, el pensamiento lógico, el cálculo mental, la lectura, la cooperación o trabajo en equipo. 

Es por ello, que los juegos de mesa son excelentes aliados a la hora de estimular el aprendizaje de uno o más idiomas. Pero cómo escoger el juego adecuado para nuestros hijos? Aquí existen dos factores a considerar, el primero la fase del desarrollo del lenguaje (muchas veces paralelo a la edad) y los gustos del niño.

El mercado de los juegos de mesa

Actualmente existen muchísimos juegos de mesa. Los expertos distinguen entre diferentes categorías como: Acción y destreza, juego de mente y rompecabezas, fiesta, aprendizaje, juego de roles, conocimiento y cuestionarios, estrategia, juego de detectives o palabras.  El mercado es grande, existen firmas conocidas como Mattel, Hasbro, Ravensburg, Cosmo etc… que sacan regularmente juegos nuevos que pueden ser adquiridos en tiendas locales o en tiendas online. También existen empresas pequeñas, que gracias a plataformas como Kickstarter, pueden entrar con éxito en este mercado. 

En plataformas como Kickstarter existe la posibilidad de apoyar económicamente a los desarrolladores de juegos. Estos desarrolladores presentan su idea de juego e indican cuánto dinero necesitan para producir el juego. Si un juego encuentra suficientes seguidores dispuestos a respaldarlo financieramente, entonces entra en producción, y los seguidores en su mayoría obtienen un juego a cambio de su compromiso financiero, por lo que es como prefinanciar el juego. Por ejemplo, un gran juego actualmente en Kickstarter es STONELIGHT, the crazy magic tournament:

«Stonelight es rápido, interactivo y entretenido. Todos juegan simultáneamente, lo que genera interacciones divertidas e impredecibles en cada juego.» Más información aquí.

Algunos juegos de mesa se pueden conseguir en diferentes idiomas. Existen en el mercado realmente pocos juegos bilingües. Juegos como BINGO, Memory, Dominó con poco texto se pueden jugar de forma bilingüe. Otra opción es comprar juegos en dos idiomas diferentes y mezclar las tarjetas para tener la opción de los dos idiomas. También se pueden traducir los elementos escritos del juego de un idioma a otro mientras se juega. 

Selección de juegos considerando la fase de desarrollo del lenguaje y la edad

Aquí encontrarán un par de recomendaciones de juego de mesas, para las diferentes edades, acompañadas de un par de tips extra, a fin de potenciar al máximo la capacidad educativa de estos juegos. (Donde hemos podido hemos incluido enlaces a amazon, donde pueden comprar los juegos si lo desean. De esta forma pueden ayudar al mantenimiento de esta página).

Juegos para niños de 0-3 años

En esta etapa los niños tienen poca capacidad de concentración y el desarrollo del lenguaje es limitado. Los primeros juegos de mesa están dirigidos a desarrollar, la concentración, la motricidad fina, el aprendizaje de palabras sencillas y de entender las reglas básicas del jugar ( se juega por turnos, a veces se gana, a veces se pierde).

Juegos para niños de 3-6 años

En esta etapa los niños pueden concentrarse un poco más y el lenguaje oral va adquiriendo mayor complejidad. Es una excelente edad para juegos que fomenten la concentración y el lenguaje oral. Así como para empezar rituales de juego, como por ejemplo un dia X es dia de jugar juegos de mesa! Cuando visitamos a los abuelos jugamos con ellos el juego Y! En esta etapa se pueden introducir juegos de aprender palabras, oraciones y números.

Juegos para niños de 6-9 años

En esta etapa los niños están en capacidad de jugar con otros niños solos sin compañía de adultos. También es una etapa divertida para jugar en familia. Existen muchos juegos en el mercado para esta edad y los niños empiezan a mostrar sus preferencias por determinados tipos de juegos. Es una etapa perfecta para aprender jugando! Juegos que estimulen la lectura, la gramática y el lenguaje escrito son en esta etapa una ventaja para el desarrollo del lenguaje.

Juegos para niños a partir de 9 años

En esta etapa los niños han desarrollado sus gustos y preferencias por determinados juegos y disfrutan jugando regularmente con familia y amigos. Los avances en la capacidad del lenguaje y en la concentración permiten a los niños descubrir juegos más complejos y de mayor duración, como por ejemplo juegos de rol o  juegos de escape. 

Juegos de mesa excelentes aliados a la hora de estimular el lenguaje

Los juegos de mesa son excelentes aliados a la hora de estimular el lenguaje de nuestros hijos, aseguran horas de diversión y de motivación para seguir desarrollando las lenguas. 

Sin embargo, es importante como padre no olvidar: 

  • introducir nuevos estímulos, rotando los juegos existentes en casa y ofreciendo nuevas opciones a medida que nuestros hijos crecen. No siempre es necesario comprar juegos nuevos. uno puede intercambiar juegos con amigos. En países como Alemania se pueden conseguir juegos prestados en las bibliotecas públicas locales. También se pueden conseguir juegos usados en buen estado en mercadillos de segunda mano.
  • dejar que nuestros hijos escojan que quieren jugar. Cada niño es diferente y tiene diferentes intereses y cualidades. Es importante prestar atención y ofrecer alternativas que interesen a los niños y que favorezcan el desarrollo de los talentos de nuestros hijos.
  • ver la hora de juegos como una forma de educar indirectamente: se puede dejar a nuestros hijos dejar explicar como funciona el juego, dejar leer las instrucciones en caso de dudas o dejar crear variaciones a los juegos. Conversar y hacer preguntas variadas mientras se juega, hacer chistes o bromas, estimula también el desarrollo del idioma.
  • no olvidar que el fin último de jugar es divertirse y pasarla bien. El mejor juego educativo no sirve de nada si nuestros hijos no tienen interés de jugarlo.